Este sitio web está destinado a un público español. Si no estás en España por favor, seleccione su país.
Cerca
Cerca
Cerca
Cerca
Cerca
Cerca

Nuestra diversa cartera nos ayuda a cumplir con nuestro compromiso con la salud de la mujer

Señales y síntomas de la osteoporosis

Con frecuencia, la osteoporosis no se detecta hasta que una lesión leve o un movimiento normal como caminar o ponerse de pie causa una fractura ósea.

No existen señales ni síntomas de la osteoporosis o son tan sutiles que pasan desapercibidos. Sin embargo, existen factores de riesgo conocidos que incrementan la posibilidad de que padezcas esta «enfermedad silenciosa».

Si tu médico sospecha que puedes tener osteoporosis, pedirá que te hagan una densitometría ósea para ayudar a realizar el diagnóstico.

Si estás en la menopausia o la posmenopausia, tienes un riesgo mayor de sufrir osteoporosis debido a la carencia de estrógeno y quizá desees hacer algo para mejorar la resistencia de tus huesos.

Factores que afectan a la resistencia ósea

Los factores de estilo de vida que afectan a la resistencia ósea son la ingesta de alcohol alta, la falta de ejercicio, la alimentación deficiente y fumar.

Niveles bajos de calcio o vitamina D

El calcio es vital para mantener la resistencia ósea. Nuestros cuerpos absorben niveles inferiores de calcio a partir de los 60 años. La vitamina D ayuda a tu cuerpo a absorber el calcio. A medida que envejeces, tu cuerpo produce menos vitamina D y se cree que el intestino deja de absorberlo al ritmo habitual. El descenso de los niveles de vitamina D impide que tu cuerpo absorba adecuadamente el calcio, que es vital para la resistencia ósea.

Niveles bajos de estrógeno

Tu cuerpo utiliza el estrógeno en el proceso de crear hueso nuevo. El descenso de los niveles de estrógeno durante la menopausia puede interrumpir este proceso.

Historial médico y familiar

El historial familiar puede ser un buen indicador de tu resistencia ósea. Tienes más probabilidades de sufrir una fractura ósea si uno de tus padres se ha roto la cadera. Si tienes un historial de fractura de huesos o una enfermedad que debilite tus huesos, es más probable que la sufras

Índice de Masa Corporal (IMC) bajo

Un peso bajo puede indicar que tienes menos tejido óseo. Si sufres un traspié o caída, tus huesos reciben un mayor impacto si no tienes una capa de grasa que los amortigüe, aumentando el riesgo de fractura ósea.

Toma de ciertas medicaciones

Algunas medicaciones, incluidos los esteroides, las medicaciones para la epilepsia y algunos tratamientos del cáncer pueden afectar a la resistencia ósea. Consulta siempre con tu médico antes de cambiar o dejar cualquier medicación.

Reducción de los riesgos de sufrir osteoporosis o una fractura ósea

  • Mantén un peso saludable Mantenerse dentro de los parámetros de un IMC normal supone que tus huesos soportarán menos el impacto si sufres una caída. Si tienes un peso muy bajo, tu médico puede investigar las causas de ello o asesorarte para que aumentes tu ingesta de calorías.
  • Sigue una dieta saludable Mantén la ingesta de alcohol al mínimo y consume alimentos ricos en calcio y vitamina D para ayudar a tu cuerpo a mantener la producción ósea. Tu médico te informará si necesitas tomar suplementos.
  • Ejercicio Hacer ejercicio envía una información que indica a tus huesos que necesitan fortalecerse para afrontar el aumento de la exigencia física. Por lo tanto, se recomienda realizar ejercicio regular de soporte de peso para ayudar a crear resistencia ósea.
  • Toma medidas para prevenir caídas Asegúrate de que tu casa esté ordenada y que tengas muebles o ayudas de movilidad para sujetarte si te sientes inestable. Utiliza unas zapatillas resistentes en interior y calzado que ajuste bien en exterior. Habla sobre otras medidas de prevención de caídas con tu médico o enfermera.

Unos simples cambios en tu estilo de vida pueden reducir los riesgos de tener osteoporosis o una fractura ósea, además de mejorar el bienestar general a medida que envejeces.

Tratamiento de la osteoporosis

La osteoporosis no puede curarse y empeora progresivamente con la edad. El tratamiento pretende evitar las fracturas óseas frenando en parte la pérdida ósea asociada con la osteoporosis.

Como parte de la salud ósea normal, el cuerpo descompone el hueso viejo y lo reemplaza por otro nuevo. Factores como la edad, la carencia de estrógeno después de la menopausia y los efectos de algunos medicamentos pueden interferir en la forma en que el cuerpo crea hueso nuevo. Llega un punto en que se destruye más hueso del que se reemplaza, generando una salud ósea deficiente.

Revertir alguno de los factores que causan la debilidad ósea ayuda a mantener la densidad ósea y reforzarla, reduciendo el riesgo de fracturas.

Terapia hormonal para la menopausia

La terapia hormonal para la menopausia, como la TSH, se sabe que aumenta significativamente la densidad ósea y, por lo tanto, reduce el riesgo de padecer osteoporosis. Funciona reemplazando el estrógeno en el cuerpo, para que pueda continuar el proceso normal de crear hueso nuevo. La TSH es una medida preventiva más que un tratamiento y, cuando dejas de tomarla, los efectos positivos sobre la resistencia ósea se pierden rápidamente.

Medicamentos prescritos

La investigación ha demostrado que existen muchos medicamentos efectivos para tratar la osteoporosis. Tu médico decidirá cuál es el más apropiado para ti. Algunos medicamentos son mejores para prevenir fracturas óseas en la columna, mientras otros lo son para otros huesos.

Los tratamientos se presentan en diferentes formas, como pastillas, solución oral, inyección o mediante un goteo IV. El tipo de medicación que recibas determinará la frecuencia con la que debes tomarla.

Tu médico te explicará todas las opciones de medicación disponibles y también puede recomendarte tomar suplementos de calcio y vitamina D.

Bifosfonato

El bifosfonato ralentiza el proceso por el que el cuerpo descompone el hueso. Puede administrarse como pastillas orales o como goteo IV.

Las pastillas de bifosfonato deben tomarse con el estómago vacío, con un vaso de agua lleno. Debes permanecer erguida entre 30 minutos y 2 horas antes de comer o beber otra cosa. Algunos bifosfonatos next generation pasan a través del estómago antes de descomponerse y puede administrarse inmediatamente después de comer, eliminando la necesidad de ayunar por la mañana.

Inhibidores del ligando RANK

Esta inyección para la osteoporosis se administra cada seis meses y actúa liberando un anticuerpo que ralentiza el proceso que descompone el hueso en tu cuerpo.

Agentes formadores de hueso

Esta inyección diaria estimula la formación del hueso mediante efectos directos sobre las células de formación de hueso (osteoblastos) y también aumenta la absorción intestinal del calcio.

Terapias hormonales

Generalmente, las terapias de sustitución hormonal invierten la resorción excesiva del hueso y mantienen la masa ósea.

Suplementos de calcio y de vitamina D

Estos suplementos cooperan para proteger tus huesos. El calcio ayuda a crear y mantener los huesos, mientras que la vitamina D ayuda a tu cuerpo a absorber eficazmente el calcio.