Este sitio web está destinado a un público español. Si no estás en España por favor, seleccione su país.
Cerca
Cerca
Cerca
Cerca
Cerca
Cerca

Nuestra diversa cartera nos ayuda a cumplir con nuestro compromiso con la salud de la mujer

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad crónica que causa una pérdida de resistencia ósea, haciendo que los huesos sean frágiles y que exista un alto riesgo de fractura. Algunas personas no son conscientes de que tienen osteoporosis hasta que un movimiento normal como ponerse de pie o caminar les provoca una fractura ósea. La osteoporosis es una enfermedad crónica que puede tratarse, pero no curarse.

Después de pasar por la menopausia, tienes un alto riesgo de desarrollar osteoporosis y el riesgo de sufrir una fractura ósea relacionada aumenta con la edad.

El estrógeno juega un papel importante en el proceso de mantener la densidad ósea. A medida que desciende la producción de estrógeno en el periodo posmenopáusico, los huesos pueden volverse más frágiles

Si tienes menopausia anticipada (antes de los 45 años) o te han extirpado los ovarios, tienes un riesgo mayor de desarrollar osteoporosis.

Las fracturas óseas pueden tener un impacto importante sobre la salud, que se vuelve cada más preocupante con la edad, por lo que el diagnóstico y el tratamiento precoz de la osteoporosis son vitales.

¿Qué ocurre en los huesos con la osteoporosis?

Si observases un hueso sano al microscopio, podrías ver una gran cantidad de pequeños orificios y espacios entremezclados en la estructura, como un panal.

En la osteoporosis, estos orificios y espacios son más grandes, reduciendo la densidad general del hueso. La capa exterior del hueso se hace más fina.

La densidad ósea empieza a reducirse a partir de los 30 años, aproximadamente, pero el descenso de los niveles de estrógeno después de la menopausia acelera el proceso.

¿Por qué debemos ser conscientes de la osteoporosis?

Cualquier fractura ósea es traumática, sufrir una fractura a una edad avanzada puede afectar significativamente a tu salud. Las fracturas de cadera o de otros huesos que soportan tu peso, como la pelvis o la columna vertebral, son especialmente preocupantes.

Sufrir una fractura en uno de estos huesos principales te arriesga a ser una persona dependiente en tus necesidades básicas diarias. En algunos casos, una fractura ósea produce una pérdida de movilidad, causando otras complicaciones asociadas con un mayor riesgo de muerte.

Después de una fractura ósea, tendrás un mayor riesgo de fractura de otro hueso en los 12 meses siguientes.

La buena noticia es que existen formas de mejorar tu salud ósea general y minimizar los riesgos de fractura a medida que envejeces. Los factores de estilo de vida juegan un papel en la gestión del riesgo y existen muchos medicamentos efectivos que ayudan a prevenir las fracturas óseas causadas por la osteoporosis. Tu médico te ayudará a decidir los tratamientos apropiados.

¿Cómo se diagnostica la osteoporosis?

Tu médico puede evaluar el riesgo de fractura ósea usando una herramienta de cribado que estime el riesgo de que una mujer menopáusica se fracture un hueso en los diez años siguientes.

Como parte de esta evaluación, tu médico estudiará:

Tu historial médico

Tu edad, si has pasado por la menopausia y los antecedentes de fracturas óseas pueden ayudar a crear una idea de la probabilidad de tener osteoporosis.

Análisis de sangre

Los análisis de sangre, por sí solos, no son suficientes para diagnosticar la osteoporosis, pero pueden ayudar a tu médico a hacerse una idea de tu estado de salud general. Tu médico puede estudiar también otras enfermedades que puedan afectar a la salud ósea, como los problemas de tiroides o algunos cánceres.

Densitometría ósea

Los niveles de densidad mineral ósea se evalúan por medio de una exploración que utiliza una técnica especializada conocida como DXA o DEXA. Esta densitometría ósea es indolora y dura 10-20 minutos aprox. El informe de tu exploración de DXA le indica a tu médico tu salud ósea general y el grado de pérdida ósea detectado.

También se te puede diagnosticar osteoporosis después de sufrir una fractura ósea debido a una lesión leve o movimiento. Sin embargo, tu médico puede solicitar igualmente una exploración de DXA para determinar la gravedad de la pérdida ósea y ayudar a orientar el tratamiento.

En ocasiones, incluso después de sufrir una fractura, tu exploración de DXA puede indicar una densidad ósea normal. En este caso, la fractura puede haber sido causada por un deterioro de la resistencia ósea general; un efecto secundario común del envejecimiento.

Osteopenia

La osteopenia es una enfermedad en la que la masa ósea es inferior a lo que debería ser, pero no lo bastante baja para diagnosticar osteoporosis. Si sufres osteopenia, tienes un riesgo mayor de fractura ósea que la mayoría de las personas.

Puede ser un signo de alarma de que estás en riesgo de desarrollar osteoporosis si no tomas medidas para fortalecer tu resistencia ósea.

Existe cierta evidencia de que dejar de fumar, reducir la ingesta de cafeína y hacer mucho ejercicio puede reducir el riesgo de desarrollar osteoporosis. Consulta con tu médico.

Resumen sobre la osteoporosis

Afecta a unos 200 millones de mujeres de todo el mundo

La menopausia aumenta el riesgo de sufrir osteoporosis

Los huesos pierden densidad

El riesgo de fractura ósea aumenta

Los huesos que se fracturan con mayor frecuencia son la muñeca, la cadera y la columna vertebral.

En todo el mundo, 1 de cada 3 mujeres de más de 50 años tendrá fracturas por osteoporosis, al igual que 1 de cada 5 hombres de más de 50 años